Aprender a perdonar


Perdonar es una lucha diaria, un proceso largo y extenuante. Donde solo la conciencia de que la práctica del perdón era el otro tratamiento que necesito en mi vida para liberarme de mis sufrimientos de una manera más permanente. Esa convicción espiritual es lo que me da las fuerzas para sobre vivir a este cansancio emocional que me provoca esta lucha diaria. Los adictos al alcohol o a las drogas que están tratando de mantenerse sobrios también libran su batalla diaria. -un día a la vez. Todos los seres humanos somos adictos al sufrimiento y necesitamos ayuda espiritual para esa lucha diaria.
¡Perdonar a quienes nos han hecho daño Jamás…Que lo perdone Dios porque yo no! Es una actitud muy frecuente, la cual que viene desde nuestro dolor, no de nuestra divinidad humana. Cuando deseas que esa persona sufra tanto o más que tú, o que alguien le haga sufrir como el a ti. También ese deseo viene desde tu dolor, no de tu divinidad humana. Entrégalo a las autoridades del universo, no es tu responsabilidad castigar o juzgar a nadie deja que las leyes del universo y de la vida misma se ocupen de ello.


A veces creemos que lo que nos han hecho no merece perdón. Que si le perdono el daño que me hizo y el sufrimiento que me causo, sus acciones quedaran impunes. Que si le perdono él o ella ganara. Perdonar a quien te ha hecho daño no significa, que tu dolor no tiene importancia significa que atreves del perdón esa persona no volverá a hacerte daño. Que si logras perdonarle te liberaras del sufrimiento que te ha causado. Imagina que cuando le perdones lo que te ha hecho le sacas las baterías a ese sufrimiento en particular y ya no duele. Podemos perdonar una persona a la que no querríamos volver a ver o a estar en contacto, claro que sí. Muchas veces no querremos volver a ver nunca más a esa persona en lo que nos queda de vida. Sin ser conscientes de que mientras sigamos sintiendo rencor o resentimiento hacia esa persona seguiremos atados a ella sin importar que vivamos en diferentes continentes. Es verdad que personas que mientras más lejos de nosotros mejor. Perdonándoles rompemos esa cadena que nos ha mantenido atado a él o ella durante años. Solo perdonándoles, nos perdonamos y nos liberamos a nosotros mismos, alcanzando así un verdadero estado de libertad y felicidad.


Atreves de las afirmaciones aprendemos a enfocarnos en lo que es realmente importante, nuestra propia felicidad. La cual no depende de nadie más que de nosotros mismos. Nuestra propia mente, nos mantiene prisioneros en la cárcel de nuestro propio dolor.
Las afirmaciones son una herramienta muy poderosa para aprender a perdonar. Comienza expresando al universo tu deseo de aprender a perdonar.
“Repite para ti mismo”
Quiero aprender a perdonarte porque si te perdono, me liberare de mi dolor.
Quiero aprender a perdonarte porque si te perdono, volveré a ser feliz.
Quiero aprender a perdonarte porque si te perdono, yo habré ganado la batalla.

Cuando creas que estas listo.
“Repite para ti mismo”
-Te perdono porque si te perdono me liberare de mi dolor.
-Te perdono porque si te perdono, seré feliz otra vez.
-Te perdono porque si te perdono habré ganado la batalla.


A aprender a perdonar es una tarea diaria, a lo largo de nuestras vidas siempre nos encontraremos con personas o circunstancias que nos causen dolor. Así como limpiamos nuestra casa, nuestro jardín, lavamos nuestras ropas también debemos limpiar nuestro corazón y lavar nuestros sentimientos.


Nunca, en una palabra, verdugo y despiadada. Cuando decimos nunca, le perdonare o les perdonare lo que me ha hecho. Esta afirmación nos mantendrá encadenados a esa persona y esclavos de dicho sufrimiento. Por otro lado, cuando te dices a ti misma nunca podre perdonarme a mí misma por haberle permitido que me hiciera daño, se burlará de mí, abusara de mí, etc. Inconscientemente estamos siendo nuestro propio verdugo encadenándonos y esclavizándonos a ellos voluntariamente.
Cuando pensamos o nos decimos que nunca volveremos a amar a nadie… Eso efectivamente lo que pasara, un nuevo amor nunca podrá llegara a nostros, pues le tenemos el camino bloqueado.


Afirmaciones para aprender a perdonarte
.
“Repite para ti mismo”
-Hoy tengo la paciencia, la sabiduría y la humildad para perdonarme y aprender de mis errores.
-Hoy tengo la paciencia, la sabiduría y la humidad para aceptarme y amarme tal como soy.
-Hoy tengo la paciencia, la sabiduría y la humildad para ser más paciente conmigo misma.
-Hoy tengo la paciencia, la sabiduría y la humildad para aceptar lo que no puedo cambiar.


Quiero, es una palabra sabia y liberadora cuando decidimos que queremos ser felices, amar, triunfar, ayudar etc. Empezamos a ver las cosas más claras y los obstáculos comienzan a ser superados con mas fácilidad. Una vez que has tomado la decisión de querer… Las herramientas y las personas necesarias se presentarán ante ti. Aprovéchalos, toma acción cada día por más pequeña o insignificante que te parezca, se paciente contigo mismo y en un poco tiempo empezaras a ver que las cosas que quieres están cada vez mas cerca y más fáciles de alcanzar.

Thank you to Zulmaury Saavedra on Unsplash for the image.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s