El poder del agradecimiento.

Nuestra esencia es lo que hace que seamos lo que somos, más allá de los cambios superficiales que atravesemos a lo largo de nuestra existencia. Esa esencia que nos hacen únicos siempre se mantendrá intacta. La esencia de nuestro ser es el amor.  El agradecimiento es parte de esa esencia. Cuando somos agradecidos, vivimos más felices, porque ello conlleva a detenernos a apreciar lo que tenemos aquí y ahora. A apreciar las personas que hoy están presentes en nuestras vidas y agradecer el hecho de que están aquí con nosotros. Podemos ser agradecidos en pensamiento, hechos y palabras. Cuando agradecemos a los demás por las pequeñas cosas que hacen por nosotros cada día, emitimos una atmósfera de armonía y bienestar que les hace a su vez sentirse agradecidos de formar parte de nuestras vidas. Con el tiempo realizarás que más y más personas como ellas forman parte de tu vida.

 Enfocar nuestra energía en las personas que nos hubiera gustado que estuvieran en nuestras vidas y resentirlas porque decidieron no estar, es contraproducente. El resentimiento desata una energía negativa que nos amarga el alma, y esa energía actúa algo así como un repelente, provocando que esa persona a quien quisiéramos tener cerca se aleje cada día más de nosotros.

Recordar con agradecimiento a las personas que nos ayudaron, que amamos, que nos apoyaron en un momento determinado de nuestras vidas, aun ya no formen parte de ella. Las relaciones humanas son muy complejas y eso hace que también recordemos algunos momentos o situaciones por las cuales no les estamos agradecidos. No les diré que recuerden con agradecimiento a las personas que en algún momento consciente o inconscientemente les causaron dolor, pero sí les digo que podemos agradecer el hecho de que ya no estén en nuestras vidas. Quédate solo con la esencia de lo bueno y positivo de vuestra relación.

El día que decidas practicar la gratitud, te estarás haciendo un regalo muy especial a ti mismo. La gratitud, actúa como una poderosa energía magnética que atraerá hacia ti, como si fueras un imán gigantesco, más de aquello por lo que estás agradecido. La palabra gracias tiene patas largas y puede llegar muy lejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s